Portada - Fotocomposición. Enoc, Thot y Tabla Esmeralda (Código Oculto)

¿Fue Enoc el constructor de la Gran Pirámide de Egipto?

(Leer articulo en una sola página)

En la orilla occidental del Nilo, se alza la más antigua de las maravillas del mundo antiguo: la Gran Pirámide que, según la historia oficial, fue construida en torno al año 2.500 a. C. con el propósito de ser la tumba del faraón Keops. Sin embargo, la datación de la pirámide y su asociación con Keops se basan enteramente en el descubrimiento hecho en 1837 por el explorador británico, soldado, antropólogo y egiptólogo Richard William Howard Vyse

Richard Vyse se topó con cuatro pequeñas cámaras (con alturas comprendidas entre los 0,5 metros y 1,2 metros) construidas por encima de la Cámara del Rey y que fueron abiertas usando explosivos. En algunas de las paredes y techos de dichos habitáculos (que estaban vacíos en su interior) se encontraron jeroglíficos dibujados con pintura roja sobre los bloques de piedra caliza. Estas inscripciones incluían dos cartuchos (nombres reales encerrados en un óvalo): «Keops» y «Khnum-Keops».

Los egiptólogos atribuyeron entonces la gran pirámide a Keops, datando la fecha de su construcción en el 2500 a. C., época en la que se produjo el reinado de Keops. Puesto que las piedras no pueden ser datadas con carbono-14 y no hay otra inscripción en la pirámide, la tan manida datación no ha podido ser discutida.

El General de División Richard William Howard Vyse: soldado británico, antropólogo y egiptólogo. (Dominio público)

El General de División Richard William Howard Vyse: soldado británico, antropólogo y egiptólogo. ( Dominio público )

Sin embargo, las nuevas evidencias encontradas en el diario del propio coronel Vyse han provocado que algunos investigadores cuestionen su descubrimiento sugiriendo, incluso, que pudo haber falsificado el nombre de Keops. Así, de sus notas privadas se desprende que estaba desesperado por encontrar un cartucho, describiendo en un principio que no había nada en la cámara que se asemejara a un jeroglífico. Sin embargo, posteriormente, en su libro publicado tres años más tarde menciona: «sólo pude distinguir un cartucho».

Tras exponer tan contradictoria evidencia en el año 2014, dos estudiantes de arqueología de la Universidad de Dresde se hicieron con una muestra de la pintura utilizada en las marcas que hacían mención a Keops, y la enviaron para ser analizada por un laboratorio alemán. Dicha muestra era demasiado pequeña como para datarla mediante el carbono-14, pero los técnicos pudieron determinar algo impactante: el pigmento no había sido impregnado en los bloques de piedra originales, sino que fue agregado más tarde cuando se hicieron las reparaciones. Este hallazgo sugiere que el cartucho no era original, y que por tanto no correspondería a la construcción de la pirámide, sino que habría sido creado en una fecha posterior.

El coronel Vyse invirtió más de 1,3 millones de dólares en su expedición para descubrir la verdad sobre la Gran Pirámide. ¿Es posible que en su desesperación por encontrar algo, hiciese lo impensable, trazando él mismo el nombre de Keops en la pared de la cámara, estableciendo así una fecha inexacta de construcción?

Cartucho con el nombre de Khufu. (Fotografía: Código Oculto)

Cartucho con el nombre de Khufu. ( Fotografía: Código Oculto )

Curiosamente, ésta no es la única evidencia que contradice la fecha de la pirámide y todo el complejo de Guiza: unos grabados correspondientes al siglo VII a. C, conocidos como «Estela del Inventario», descubiertos en 1958, también lo hacen.

La «Estela del Inventario» fue descubierta por el arqueólogo francés Auguste Mariette durante las excavaciones del Templo de Isis. La tablilla estaba situada muy cerca de la Gran Esfinge de Guiza. Conocida también como Estela de la Hija del Rey, se trata de una tablilla egipcia conmemorativa, correspondiente a la dinastía XXVI (670 a. C.), que presenta el listado de las 22 estatuas divinas de un templo de Isis y que afirma que el templo existía desde mucho antes del reinado de Keops.

La Estela del Inventario plantea una serie de preguntas: ¿y si Keops estaba reparando la Esfinge que, supuestamente, fue construida por su hijo? ¿Podría entonces estar equivocada la datación de todos los monumentos de Guiza?

La «Estela del Inventario», descubierta en 1858 en Guiza por el arqueólogo francés Auguste Mariette durante las excavaciones del Templo de Isis. (Imagen: Código Oculto)

La «Estela del Inventario», descubierta en 1858 en Guiza por el arqueólogo francés Auguste Mariette durante las excavaciones del Templo de Isis. ( Imagen: Código Oculto )

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article