Zeus-portada.jpg

La Cueva de Dikteon: El Lugar de Nacimiento del Legendario Zeus

(Leer articulo en una sola página)

La Cueva de Dikteon es uno de los enclaves más importantes y famosos de la cultura minoica cretense. Se ubica en las altas montañas de la isla de Creta, en Grecia y está asociada con el lugar de nacimiento del dios griego Zeus. Durante siglos fue considerado un lugar sagrado de adoración y culto en el que se realizaban todo tipo de ofrendas y al que muy pocos lograban acceder.  El uso de cuevas como lugares de culto era una de las características básicas de la religión de los antiguos cretenses, y la Cueva de Dikteon era la más importante y sagrada de todas.

La Cueva de Dikteon, también conocida como la Cueva de Psychro (debido a su cercanía al pueblo de Psychro) o como la Cueva de Andron, está situada a 1025 metros de altitud (3360 pies) sobre las cimas de la cara norte del Monte Dicte, que domina la Meseta Lassithi y toda Creta Oriental. La Meseta Lassithi, habitada desde el  Neolítico, es uno de los pocos lugares del Mediterráneo en el que se tiene constancia de asentamientos humanos a tanta altitud.

En la actualidad, la Cueva de Dikteon consta de cinco cámaras con una sección superior e inferior. La cueva superior o Ano Spileo, se asemeja a una caverna rocosa desprovista de estalactitas o estalagmitas. Descendiendo unos 100 metros por unos escarpados escalones llegamos a la cueva inferior o Kato Spileo. Aquí nos encontramos con un pasillo más grande a la derecha, con pequeños estanques naturales de piedra a donde, según la leyenda, cuentan que acudía a beber el dios Zeus. La vista más impresionante es la de un pequeño lago rodeado de grandes estalactitas y estalagmitas que se puede contemplar desde la escalera. Tenemos también lo que se conoce como " la Capa de Zeus ", una estalactita que pende sobre el lago como si de una lámpara de araña se tratase. Más allá, por detrás del lago, hay una pequeña cámara en la que se dice que nació el propio Zeus.

Cueva-de-Dikteon.jpg

La Cueva de Dikteon (Cueva de Psychro), Creta, 2009. Foto: Jerzy Strzelecki ( Wikimedia Commons )

Para los antiguos griegos, Zeus era el omnisciente, una deidad asociada con la tormenta, los truenos, los relámpagos y la lluvia además del dios supremo dentro del panteón griego. Regía también cielo y tierra y era considerado como la personificación de las leyes de naturaleza. Encabezaba una familia de doce miembros de la que formaban parte otros dioses y diosas principales conocidos como Olímpicos y que habitaban las cumbres del mítico Monte Olimpo, el más alto de toda Grecia. En la Mitología griega, Zeus, como se dice más arriba, había nacido en la isla de Creta. Hesíodo, poeta épico griego que según los eruditos vivió en el siglo VIII a. C., nos cuenta que el nacimiento de Zeus tuvo lugar cerca de la ciudad de Lyktos en el centro-Este de Creta. Sin embargo, no especifica su ubicación exacta. Existen, por tanto, dos cuevas, Dikteon e Ideon, ambas en los montes cretenses, que han sido propuestas como su lugar de nacimiento.

Cueva-Dikteon2.jpg

 La cueva de Dikteon (Psychro), Creta, 2009. Foto: Jerzy Strzelecki ( Wikimedia Commons )

Según la tradición ancestral descrita por Hesíodo en la Teogonía, el dios y Titán Cronos, Señor del Tiempo y su esposa Rhea, también una Titán, Señora de la fertilidad y la maternidad, tuvieron cinco niños antes de que naciese Zeus. Cinco hijos que fueron devorados por el propio Cronos, que engullía a su descendencia ante el temor de que alguno de ellos le arrebatase su trono. Cuando Rhea se quedó encinta de Zeus, no quiso que el pequeño corriera la misma suerte que el resto de sus hijos y suplicó a sus padres Urano y Gaia que la ayudaran. Para engañar a su marido Cronos, Rhea le dio una piedra envuelta en pañales. Él la devoró inmediatamente y se fue a descansar, seguro de que su trono estaba a salvo de sus hijos. Mientras tanto, Zeus crecía lejos de su sanguinario padre, en los montes de Creta, en una cueva en la que permanecía oculto.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article