Tomoe-Gozen.jpg

Tomoe Gozen: la temible guerrera japonesa del siglo XII

(Leer articulo en una sola página)

En la mayoría de las sociedades del pasado eran los hombres quienes, por lo general, se ocupaban de los asuntos de la guerra. Sin embargo, también tenemos constancia histórica de mujeres que lograron hacerse un nombre en ese mundo, dominado tradicionalmente por el género masculino. Estas mujeres fueron reconocidas no sólo como combatientes temibles, sino también como astutos estrategas e inspiradores líderes. En la guerra actuaron de igual modo que sus homólogos masculinos, si es que no los superaron. Algunas de las más destacadas de la Antigüedad fueron Artemisa, reina de Halicarnaso; Boudica, reina de los Icenos y Zenobia, reina de Palmira.

Como sucedía en la mayoría de sociedades, las guerras del Japón feudal fueron una cuestión manejada principalmente por hombres. Sin embargo, incluso en esa sociedad, existieron mujeres guerreras, y una de las más famosas fue Tomoe Gozen.

En primer lugar hay que señalar que no era raro que las mujeres recibiesen entrenamiento militar en el Japón feudal. Entre los siglos XII y XIX, mujeres samurái fueron entrenadas en el uso de la espada, la naginata (un arma de asta con una hoja curva en su extremo) y el arco y la flecha. Sin embargo, el papel de estas mujeres guerreras (conocidas como Onna-bugeisha) era básicamente de tipo defensivo, para que aprendiesen a protegerse y a proteger sus hogares en caso de ataques enemigos. Lo que diferenció a Tomoe y a su ejército de mujeres guerreras fue que no solo se limitaron a defenderse, sino que también se lanzaron a la ofensiva.

Tomoe Gozen, pintura sobre seda de Shitomi Kangetsu. (1747-1797) Museo Nacional de Tokio.( Wikimedia Commons)

Tomoe Gozen, pintura sobre seda de Shitomi Kangetsu (1747-1797). Museo Nacional de Tokio. ( Wikimedia Commons )

Curiosamente, Tomoe sólo es mencionada en un relato épico de finales del siglo XII de la Guerras Genpei, conocido como Heike Monogatari. Aparte de esta obra literaria, no se han recuperado otros registros escritos sobre la vida de Tomoe, lo que lleva a creer que esta heroína, más que una mujer real se trata de un personaje de ficción creado por el autor de dicha epopeya. No obstante, Tomoe es descrita así en el Heike Monogatari:

Tomoe tenía los cabellos largos y una bella figura, y su rostro era encantador. Además era una guerrera tan valiente que ni el caballero más feroz de la tierra más ruda podía vencerla. Dominaba tan hábilmente la espada y el arco que ni un millar de guerreros, dioses o diablos podían igualarla. Muchas veces venció en el campo de batalla, ganándose una fama sin igual al combatir contra los capitanes más valientes. Durante este último combate [es decir, la batalla de Awazu en 1184], cuando todos los demás guerreros ya estaban muertos o habían huido, entre los últimos siete cabalgó Tomoe.

Tomoe era una mujer atractiva y una intrépida guerrera. Retrato de Utagawa Kunimasa (Japón, 1797). (Wikimedia Commons)

Tomoe era una mujer atractiva y una intrépida guerrera. Retrato de Utagawa Kunimasa (Japón, 1797). ( Wikimedia Commons )

Es improbable que a día de hoy podamos saber con certeza algo sobre el nacimiento y la juventud de Tomoe. En su aparición en La historia de Heike , se cuenta que Tomoe luchaba a las órdenes del samurái Minamoto Yoshinaka. Algunos, no obstante, han especulado con la posibilidad de que esta relación fuese algo más que el servicio de un guerrero a su señor, sugiriendo que Tomoe era la esposa de Yoshinaka o una de sus amantes. Como narra La historia de Heike, Tomoe ya era una poderosa guerrera antes de la Batalla de Awazu, que enfrentó a Yoshinaka contra uno de sus primos, Minamoto Yoshitsune.

La batalla presentaba mal cariz para el samurái Yoshinaka y sus huestes, ya que eran superados en número de forma abrumadora por el enemigo. El ejército de Yoshinaka, formado en un principio por 300 combatientes, se vio reducido por las fuerzas de Yoshitsune (que disponía de un ejército de 6.000 hombres), a tan sólo cinco guerreros, entre los que se encontraba Tomoe. De pronto, Yoshinaka ordenó a Tomoe que abandonase el campo de batalla, puesto que sería una vergüenza para él morir junto una mujer, recordándole que se hallaban en un mundo de hombres. De mala gana, Tomoe obedeció el mandato de Yoshinaka, pero antes decapitó a otro enemigo más. Después de su marcha, Tomoe desaparece de la historia, haciendo que su destino final haya sido objeto de todo tipo de especulaciones.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article