Portada - “El estandarte del León Dorado, del recientemente anexionado reino de Rus, en la batalla de Grunwald”. (CC BY-SA 3.0)

La batalla de Grunwald: un ejército polaco-lituano derrota a los caballeros de la Orden Teutónica

(Leer articulo en una sola página)

En épocas medievales, el Reino de Polonia y el Gran Ducado de Lituania tenían como principal enemigo a la Orden Teutónica. Una de las batallas más importantes entre estos ejércitos tuvo lugar el 15 de julio del año 1410.

En la mañana de ese día, dos grandes ejércitos se encontraban frente a frente en el campo de batalla. Uno de ellos estaba comandado por el Gran Maestre de la Orden Teutónica, Urlich von Jungingen. Sus rivales eran las fuerzas combinadas del Reino de Polonia y el Gran Ducado de Lituania, encabezadas por el rey Władysław Jagiełło y su hermano Vitautas. Según las crónicas, era un día cálido y soleado. La batalla transcurrió en apenas unas horas, pero las bajas fueron muy numerosas. Al caer la tarde, el campo de batalla se encontraba lleno de cadáveres. En las estadísticas aportadas por los historiadores se afirma que la Orden Teutónica perdió entre 200 y 400 Caballeros Teutónicos y otros 8.000 guerreros, mientras que sus enemigos perdieron entre 4.000 y 5.000 soldados. Pero una investigación más reciente sugiere un número de bajas diferente.

La batalla más terrible de la región

La batalla de Grunwald también es conocida como Primera Batalla de Tannenberg y Batalla de Žalgiris. El campo de batalla se encontraba en el territorio del estado monástico de la Orden Teutónica, en las llanuras comprendidas entre tres localidades: Stębark (Tannenberg), Łodwigowo (Ludwikowice, Lidwigsdorf), y Grunwald.

Territorio del Estado de la Orden Teutónica; las localizaciones y fechas de las batallas más importantes, incluida la batalla de Grunwald, aparecen indicadas por espadas cruzadas de color rojo. (CC BY-SA 3.0)

Territorio del Estado de la Orden Teutónica; las localizaciones y fechas de las batallas más importantes, incluida la batalla de Grunwald, aparecen indicadas por espadas cruzadas de color rojo. ( CC BY-SA 3.0 )

La batalla fue el resultado de una larga guerra entre los dos bandos enfrentados. La Orden Teutónica llegó a Prusia en el año 1230, y sus caballeros conquistaron este territorio junto con otras regiones que pertenecían al Gran Ducado de Lituania y el Reino de Polonia. La guerra con la Orden Teutónica dio comienzo en el año 1409 con el levantamiento que tuvo lugar en Samogitia, región ocupada por los caballeros teutónicos. La rebelión fue instigada por las tropas de Vitautas.

Cuando el conflicto se recrudeció, Jungingen solicitó al rey de Polonia que se mantuviera al margen y no apoyara a Lituania. Jagiełło se negó, por lo que el Gran Maestre decidió atacar el reino de Polonia. La Orden Teutónica arrasó el castillo de Dobrzyń nad Wisłą y capturó Bobrowniki y algunas otras ciudades. Los intentos de negociar con la Orden Teutónica fracasaron, por lo que ambos bandos se prepararon para la batalla.

Las fuerzas polaco-lituanas tenían su estrategia lista desde finales del año 1409. El rey de Polonia y el Gran Duque de Lituania decidieron que sus ejércitos atacarían el más importante castillo y la capital de la Orden Teutónica: Marienburg (Malbork). Sin embargo, las acciones de las fuerzas teutónicas finalmente acabaron desembocando en la batalla que se produjo en la llanura cercana a Grunwald.

Mapa de los movimientos de los ejércitos en la campaña de Grunwald. En rojo, las fuerzas teutónicas. En verde, el ejército polaco-lituano. (CC BY-SA 3.0)

Mapa de los movimientos de los ejércitos en la campaña de Grunwald. En rojo, las fuerzas teutónicas. En verde, el ejército polaco-lituano. ( CC BY-SA 3.0 )

La batalla dio comienzo a causa de un incidente diplomático. Según Jan Długosz, que ejerció como secretario del obispo de Cracovia y escribió sobre la batalla de Grunwald 60 años más tarde:

Mikolai, vicecanciller del reino de Polonia, habiendo recibido la orden real, acudió a las columnas de abastecimiento, y el rey decidió ajustarse el yelmo y marchar hacia la batalla. Súbitamente, fueron anunciados dos heraldos, conducidos bajo la protección del rey de Polonia a fin de evitar un acto de agresión. Uno de ellos, del rey del Sacro Imperio Romano, lucía un águila negra sobre campo dorado en su escudo de armas, mientras que el otro, del duque de Szczecin, un grifo rojo sobre campo blanco. Salieron del ejército enemigo empuñando sus espadas desenvainadas y solicitando ser llevados ante la presencia del rey. El Gran Maestre prusiano Ulrich les había enviado ante el rey Władysław, añadiendo la arrogante orden de incitar al rey a dar comienzo a la batalla sin demora y disponerse a combatir.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article