Portada - Fotomontaje realizado con una imagen aérea del conocido como Valle de las Pirámides de Bosnia. (Código Oculto).

El descubridor de las Pirámides de Bosnia asegura haber detectado en ellas Campos de Torsión de Tesla

(Leer articulo en una sola página)

El Dr. Semir Osmanagić, descubridor de las Pirámides de Bosnia, ha anunciado un nuevo y fascinante hallazgo que no sólo cambia la historia del continente europeo, sino también la del planeta entero. El descubrimiento de ondas estacionarias de Tesla en la parte superior de la Pirámide del Sol de Bosnia  —un tipo de ondas que se cree que viajan más rápido que la velocidad de la luz, sin perder fuerza a medida que atraviesan los cuerpos cósmicos— demostraría la posibilidad de un sistema de comunicación intergaláctica inmediato en todo el universo, según escribe el Dr. Osmanagić.

Los fenómenos energéticos registrados en la Pirámide del Sol de Visoko ofrecen así una definición diferente de lo que es en realidad una pirámide, en comparación con las explicaciones convencionales y dogmáticas. Las pirámides vendrían a ser propulsoras de energía que envían y reciben información a través del sol.

¿Una especie de Internet cósmico?

“Para muchos otros investigadores, entre los que destaca Nikola Tesla , las ondas escalares u ondas estacionarias , creadas por la interacción de un campo de torsión, viajan a velocidades más rápidas que la luz. Se estima que son diez mil millones de veces más rápidas que la velocidad de la luz. Por tanto, los campos de torsión pueden moverse a través de cualquier otro cuerpo cósmico (planetas, soles) sin perder energía. Esto implicaría su capacidad para viajar a gran velocidad, transferir información/energía y, además, sin pérdida ni de la calidad, ni de la cantidad de información.” (…) “Lo ideal sería disponer de dos productores (generadores) de energía en ambos extremos que se pudieran comunicar mutuamente a través de los Campos de Torsión de Tesla (ondas). Así, la transferencia de información sería casi instantánea entre dos puntos distantes del cosmos, y la información no perdería su calidad durante la transferencia”, ha declarado el doctor Osmanagić a Sarajevo Times.com .

Nikola Tesla trabajando en su laboratorio de Colorado Springs, Estados Unidos, hacia el año 1900. (Dickenson V. Alley/CC BY-SA 4.0)

Nikola Tesla trabajando en su laboratorio de Colorado Springs, Estados Unidos, hacia el año 1900. (Dickenson V. Alley/ CC BY-SA 4.0 )

La pirámide sería la más poderosa de todas las formas geométricas en términos de energías. Si se encontrara sobre un potente punto de energía, una pirámide se convertiría en un amplificador de energía. Bajo la Pirámide del Sol de Bosnia hay placas de hierro (generadoras de campo electromagnético), una corriente de agua subterránea (liberación de iones negativos) y otra corriente de agua subterránea más profunda, creadora de una electricidad que se suma a la generada en planos superiores. Además, encontraríamos el magnetismo natural, la conocida como energía Orgónica .

Estos fenómenos energéticos pueden medirse con nuestros actuales instrumentos científicos. Pero, ¿cómo podemos medir fenómenos energéticos para los que aún no hemos desarrollado el debido instrumental?

En la superficie de la Pirámide del Sol de Bosnia, durante las excavaciones arqueológicas, se han encontrado numerosos cristales de cuarzo. El cristal está presente también en los túneles subterráneos y, probablemente, debajo de la pirámide. Se sabe que el cristal de cuarzo es un receptor y amplificador energético, y que las cavidades o túneles subterráneos pueden mejorar la circulación de la energía. La disposición en espiral de los siete niveles de túneles dentro de las pirámides conduciría a la aceleración del movimiento energético y amplificaría su intensidad.

Túnel subterráneo de una de las pirámides bosnias. (TheBIHLover/CC BY-SA 4.0)

Túnel subterráneo de una de las pirámides bosnias. (TheBIHLover/ CC BY-SA 4.0 )

Por su parte, el investigador finlandés Mika Virpiranta descubrió que 26 líneas volcánicas conducen hasta la Pirámide del Sol de Bosnia: si una pirámide está situada en la línea que conecta dos volcanes, entonces se encuentra sobre una línea volcánica.

“En el caso de las pirámides de Bosnia, hasta 15 de las 26 líneas tienen tres, cuatro o cinco volcanes situados sobre una misma línea. Este factor demuestra la importancia de la ubicación de las pirámides en Visoko, ya que los volcanes son fuentes de energía: lava, hierro, cristales y minerales,” ha escrito al respecto el Dr. Osmanagić.

Además, si observamos las posiciones precisas de la serie de pirámides de Visoko (un triángulo equilátero formado por las Pirámides del Sol, la Luna y el Dragón y otro triángulo formado por la Pirámide del Amor, la de la Tierra y la estructura de Fojnica) y observamos los elementos de la Geometría Sagrada (Flor de la vida, fórmula de Fibonacci) presentes, veremos que toda la zona habría sido diseñada para crear un complejo energético muy poderoso al que nos referimos como Valle de las Pirámides de Bosnia.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article