Portada-El diente antes de ser extraído del montículo de tierra en el que fue descubierto-cueva de Arago-Tautavel-Francia

Diente de hace 560.000 años, descubierto por un estudiante, podría ser uno de los restos humanos más antiguos de Francia

(Leer articulo en una sola página)

Un arqueólogo voluntario llamado Valentin Loescher, de 20 años, ha encontrado un antiguo diente en la Cueva de Arago, cerca de Tautavel, al sudeste de Francia. El joven trabajaba como miembro de una excavación arqueológica junto a Camille Jacquey, de 16 años, cuando realizó el descubrimiento. El diente, que se remonta hasta hace 560.000 años, podría ser uno de los restos humanos más antiguos de Francia, precediendo al hombre de Tautavel , un cazador prehistórico de hace 100.000 años descubierto en esa misma ubicación.

Esqueleto reconstruido del Hombre de Tautavel (Wikimedia Commons)

Esqueleto reconstruido del Hombre de Tautavel ( Wikimedia Commons )

Según el reportaje publicado en The Guardian , Loescher declaró que había estado cepillando un montículo de tierra en la cueva, en un lugar en el que había muchos restos de animales. Fue entonces cuando encontró un pequeño fragmento de un diente y se lo mostró a Amélie Vialet, paleoantropóloga y supervisora de la excavación. El hallazgo fue a continuación examinado con la ayuda de un ordenador y posteriormente enviado a un laboratorio.

El diente es un incisivo central inferior y ha sido catalogado como Arago 149 , al tratarse del resto humano número 149 descubierto en dicho yacimiento. En julio del año 2012, ya se había descubierto en el mismo lugar una mandíbula inferior.

Mandíbula inferior de Homo Erectus hallada en Tautavel, Francia (Wikimedia Commons)

Mandíbula inferior de Homo Erectus hallada en Tautavel, Francia ( Wikimedia Commons )

“Se ha encontrado un diente perteneciente a un adulto -no podemos confirmar si varón o hembra- durante las excavaciones realizadas sobre el suelo de la cueva de Arago que podemos asegurar que tiene entre 550.000 y 580.000 años de antigüedad, puesto que hemos empleado diferentes métodos en su datación", afirmó la Sra. Vialet, en declaraciones realizadas a  la agencia France-Presse. "Se trata de un importante descubrimiento ya que disponemos de muy pocos fósiles humanos de este período en Europa."

Yves Coppens, profesor de Paleoantropología y Prehistoria en el Collège de France , añadió que los dientes pueden aportar información a los arqueólogos sobre numerosas cuestiones, como los hábitos alimenticios del individuo al que pertenecían y también, en algunos casos, pueden servir para identificar su ADN. El profesor Coppens fue miembro de la excavación original de la cueva en los años 70.

La Cueva de Arago fue excavada por vez primera en 1964, aunque sus descubrimientos más importantes no se realizaron hasta 1969. El Hombre de Tautavel vivió hace 450.000 años y era una subespecie del Homo Erectus. Se han hallado un total de 60.000 objetos en el yacimiento desde que se empezó a investigar la cueva y entre los restos humanos prehistóricos recuperados se cuentan algunos de los más antiguos de Europa. La cueva está situada en una zona montañosa al sur de la región de Corbières, sobre el Valle de Tautavel. Sus antiguos habitantes debieron de disfrutar de una magnífica vista del valle y el río que lo recorre, al que los animales que cazaban, entre los que había caballos, bisontes, ciervos y rinocerontes, se acercaban a beber. El clima en aquella época era bastante frío aunque también bastante árido .

El río Verdouble por debajo de la Cueva de Arago, cerca de Tautavel (región de Perpiñán), Francia (Wikimedia Commons)

El río Verdouble  por debajo de la Cueva de Arago, cerca de Tautavel (región de Perpiñán), Francia ( Wikimedia Commons )

El Hombre de Tautavel fue descubierto por el profesor Henri de Lumley el 22 de julio de 1971 y se le dio el nombre de Homo Erectus Tautavelensis para diferenciar sus restos de los de otros ejemplares de Homo Erectus encontrados en África. Tenía los ojos hundidos, cejas grandes y salientes, mandíbulas prominentes sin apenas barbilla, medía 1,65 metros de estatura y pesaba entre 45 y 55 kg. Disponía de una capacidad craneal de unos 1100 centímetros cúbicos, inferior a la del Neanderthal y a la del Homo Sapiens. La capacidad craneal del hombre moderno es de unos 1400 centímetros cúbicos. Los huesos humanos hallados en la cueva indican asimismo que el Hombre de Tautavel pudo haber practicado el canibalismo.

Imagen de Portada: El diente antes de ser extraído del montículo de tierra en el que fue descubierto. Cedida por: Museo del Hombre de Tautavel

Autor: Robin Whitlock

Traducción: Mariló T. A.

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article