Cantre’r Gwaelod, o La Tierra Baja de Cien: Los tocones son los restos de un bosque antiguo sumergido que se extiende en la costa. Será este un reino hundido perdido?

Cantre'r Gwaelod - El Reino Mítico hundido de Gales

(Leer articulo en una sola página)

La historia de la Atlántida es una de las de mayor renombre y una de las más conocidas de la antigua Grecia. Esta isla, mencionada en los trabajos del filósofo Platón, dicen que desapareció al ser engullida por el mar. Pero, la historia de la Atlántida no pertenece sólo a los antiguos Griegos: existen otras culturas que albergan leyendas similares de masas de tierra que desaparecen bajo las olas. Una de estas historias es la de Cantre’r Gwaelod en Gales.

Cantre’r Gwaelod (que significa ‘La Tierra Bajo Cien’) se cuenta que estaba ubicada entre las islas de Ramsey y Bardsey, en la zona conocida hoy como la Bahía de Cardigan, al oeste de Gales, Reino Unido. Se supone que Cantre’r Gwaelod se extendía unos 32 kilómetros al oeste de la orilla de la costa, hacia la Bahía.

Árboles prehistóricos fosilizados fuera de la Bahía de Cardigan son a veces revelados por la marea baja. Sera este la Isla legendaria de Cantre’r Gwaelod?

Cuando la marea del mar está baja pueden descubrirse árboles prehistóricos fosilizados en la Bahía de Cardigan. ¿Formarían parte de la legendaria isla de Cantre’r Gwaelod? Yrhenwr/ Flickr

Las leyendas relatan que durante el siglo VI, Cantre’r Gwaelod estaba gobernada por un rey mítico llamado Gwyddno Garanhir. De hecho, hasta el siglo XVII, Cantre’r Gwaelod era conocida como Maes Gwyddno. Otra versión de la historia, cuenta que la tierra fue sumergida bajo el agua cuando Mererid, una sacerdotisa del pozo de las hadas, dejó que el agua se desbordara.

Sin embargo en la actualidad existe otra leyenda diferente, muy conocida y más moderna. En esta versión Cantre’r Gwaelod es descrita como una tierra tan extremadamente fértil, que un acre de su tierra tenía el mismo valor de cuatro acres de cualquier otro terreno. Pero existía un gran problema: Cantre’r Gwaelod dependía de un dique que lo protegía del mar y las mareas. De este modo, durante la marea baja, las compuertas del dique eran abiertas y permitían drenar la tierra. Compuertas que siempre se mantenían cerradas durante las fases de marea alta. 

En esta versión más reciente de la historia, el guarda encargado de cuidar dichas compuertas era un hombre llamado Seithennin, amigo de Gwyddno Garanhir y, además, era un gran bebedor. Una noche, Seithennin se hallaba disfrutando de una fiesta en el palacio real, junto al monarca e invitados mientras un tormenta se acercaba desde el suroeste. Como Seithennin lo estaba pasando estupendamente o se quedó dormido por beber demasiado o, simplemente, no se percató de la tormenta que se aproximaba y no cerró las compuertas del dique a tiempo. Entonces el mar entró e inundó la tierra fértil, ahogándose 16 aldeanos. Gwyddno y sus seguidores fueron obligados a abandonar dichas tierras y debieron comenzar una nueva vida en terrenos menos fértiles. 

Sin embargo, en las versiones más antiguas, no era Seitennin, sino la doncella Mererid la persona responsable de vigilar las compuertas del dique. Se narra en ellas que Seithennin estaba visitando al rey y distrajo a la doncella con sus coqueteos amorosos. Una vez más, la tormenta llegó y Merereid, ocupada con Seithennin, no se dio cuenta de ello, no pudo cerrar las compuertas y causó el ahogamiento de Cantre’r Gwaelod.

El bosque prehistórico sumergido en la Playa de Borth, Gales.

El bosque prehistórico sumergido en la Playa de Borth, Gales. Kristi Herbert/ Flickr

En la actualidad existen quienes creen en la existencia de Cantre’r Gwaelod, y se hallan realizando planes para buscar la mítica tierra perdida.

A veces, durante las épocas más tormentosas, vestigios de bosques prehistóricos emergen en la Bahía de Cardigan. Hace unos años, de hecho, fueron descubiertas huellas fosilizadas humanas y de animales, así como una pasarela con postes y diversas herramientas. Al datar estos objetos, se ha comprobado que tienen miles de años de antigüedad, indicando que sí hubo tierra habitada donde hoy hay mar.

Sin embargo, también es completamente posible que al ser testigos de los vestigios del bosque ancestral. los propios vecinos del lugar creasen la leyenda de Cantre’r Gwaelod.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article