Portada-Gesto de Moisés al separar las aguas del Mar Rojo. Charlton Heston en la película "Los Diez Mandamientos", Paramount, 1956. (Wikimedia Commons)

Moisés, los 10 Mandamientos y la Realidad Histórica

(Leer articulo en una sola página)

Moisés es una importante figura para diversos credos religiosos, como pueden ser el judaísmo, el cristianismo, el islam y el bahaísmo. En todos ellos se le venera como profeta, líder espiritual, patriarca y legislador. Para el judaísmo, Moisés es el hombre encomendado por Dios para liberar al pueblo hebreo de la esclavitud en Egipto y conducirlo hasta la Tierra Prometida . Por su parte, la tradición judeocristiana atribuye a Moisés la autoría de los cinco primeros libros bíblicos: el Pentateuco .

Desde el punto de vista científico, no se ha encontrado hasta la fecha actual prueba arqueológica de su existencia. Más allá de la propia fe y de la creencia personal de cada cual, la falta de pruebas genera múltiples conjeturas e hipótesis sobre su figura y su persona. Por eso, hoy nos preguntamos: ¿quién fue Moisés? ¿Quién fue el único hombre que, tras el diluvio universal, contempló a Yahvé frente a él?

Según nos cuentan las escrituras bíblicas, Moisés era hijo de una mujer hebrea que lo abandonó en el río Nilo para luego ser adoptado, circunstancialmente, por una de las hijas del faraón de su tiempo, convirtiéndose de este modo en otro príncipe egipcio. Más tarde, pasados los años, yendo por el desierto dando un paseo, Moisés se encuentra con Yahvé por vez primera, quien decidió manifestársele bajo la forma de una zarza ardiente: una zarza que ardía sin consumirse. Yahvé lo convenció para que librase a su pueblo de la opresión faraónica. Moisés obedeció y liberó al pueblo de Israel de la esclavitud, guiándolo en la búsqueda de la tierra prometida por Yahvé.

Los padres de Moisés. Óleo. Isaac Askenaziy, Rusia, 1891. (Wikimedia Commons)

Los padres de Moisés . Óleo. Isaac Askenaziy, Rusia, 1891. ( Wikimedia Commons )

Sin embargo, dos hechos llaman poderosamente la atención en esta huida de Egipto y en la búsqueda de la tan anhelada tierra prometida.

Por un lado, Moisés hizo creer a un pueblo oprimido que a través suyo se había realizado un milagro separando las aguas del Mar Rojo para que ellos pudieran pasar sin sufrir daño alguno. 900 años después, Alejandro Magno , que había conquistado medio mundo, se amedrentó al observar cómo subía y bajaba la marea del río Indo y se dio media vuelta. Si a un aguerrido y conquistador ejército le daba miedo ver cómo cambiaba el nivel de las aguas, ¿qué habría pasado por la mente de unos esclavos que jamás habían salido de los campos de trabajo egipcios?

Por otro lado, Moisés tardó cuarenta años en llevar a su pueblo desde Egipto hasta lo que hoy conocemos como Israel. Sí: 40 años tardaron en recorrer unos 1000 kilómetros…Y gracias a una nube que les guiaba durante el día y a una estrella que les marcaba el camino durante las oscuras noches. Pero ¿qué opinan acerca de todo esto los expertos?

¿FUE REAL EL ÉXODO JUDÍO?

Si hacemos caso al especialista Israel Finkelstein , llegaremos a la conclusión de que el éxodo judío, sencillamente no existió. Israel Finkelstein es un arqueólogo y académico israelí, miembro del Instituto de Arqueología de la Universidad de Tel Aviv y co-responsable de las excavaciones en Megido (25 estratos arqueológicos, que abarcan 7.000 años de historia) al norte de Israel. Junto a Neil Asher Silberman ha escrito y publicado La Biblia desenterrada: una nueva visión arqueológica del antiguo Israel y de los orígenes de sus textos sagrados .

Para el experto arqueólogo Israel Finkelstein, Moisés sería un personaje de “una genial reconstrucción literaria y política de la génesis del pueblo judío, realizada 1500 años después de lo que siempre creímos". (Wikimedia Commons)

Para el experto arqueólogo Israel Finkelstein, Moisés sería un personaje de “una genial reconstrucción literaria y política de la génesis del pueblo judío, realizada 1500 años después de lo que siempre creímos". ( Wikimedia Commons )

Para Finkelstein, El Pentateuco sería “una genial reconstrucción literaria y política de la génesis del pueblo judío, realizada 1500 años después de lo que siempre creímos". Según sus investigaciones al respecto, esos textos bíblicos son una compilación iniciada durante la monarquía de Josías, rey de Judá , en el siglo VII a. C. Su principal objetivo habría sido crear una nación unificada, que pudiera cimentarse en una nueva religión monoteísta. Con ello se quería constituir un solo pueblo judío, guiado por un solo Dios, gobernado por un solo rey, con una sola capital, Jerusalén y un solo templo, el de Salomón.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article