Portada - Monedas romanas descubiertas en Llanvaches, Monmouthshire, Gales, en el año 2006. Se han encontrado monedas romanas asimismo en varias localizaciones de toda Escandinavia. (Fotografía: Helen Hall/CC BY SA 2.0)

Dinero divino: el singular valor de las monedas de la Roma Imperial entre los pueblos nórdicos

(Leer articulo en una sola página)

“Mi escuadra navegó por el Océano desde la desembocadura del Rhin con dirección a la región del sol naciente, hasta el territorio de los cimbrios, a donde jamás había llegado ningún romano ni por tierra ni por mar hasta aquel momento, y los cimbrios, los cáridos, los semnones y otros pueblos germanos del mismo país solicitaron mediante embajadas mi amistad y la del pueblo romano” (Res Gestae, 26)

En una sola frase, el primer emperador romano inmortaliza inadvertidamente algunas de las más antiguas interacciones conocidas entre su imperio y las regiones “bárbaras” del norte. La obra de Augusto Res Gestae aporta evidencias de que, aunque los romanos no lograran conquistar las regiones más norteñas de Gran Bretaña (ni tampoco Gran Bretaña en su conjunto), Roma aún llegaba de algún modo hasta ellas. La expedición de Tiberio mencionada en el párrafo anterior (previa a su sucesión como emperador), y los testimonios de antiguos historiadores hacen referencia a éste y otros intentos de acercamiento al norte de Europa. Junto a los descubrimientos de monedas romanas en asentamientos escandinavos, estas referencias aportan interesantes datos acerca de una posible relación olvidada durante largo tiempo por la historia.  

Representación de una antigua embarcación fluvial romana que transporta personas y toneles, seguramente de vino. (CC BY-SA 3.0)

Representación de una antigua embarcación fluvial romana que transporta personas y toneles, seguramente de vino. ( CC BY-SA 3.0 )

El comercio romano con los pueblos nórdicos

Una de las interacciones más antiguas conocidas entre los nórdicos precristianos y el Imperio romano estaba basada en el comercio. El comercio de ámbar está documentado por los antiguos historiadores Tácito y Plinio el Viejo , quienes indican que este comercio se produjo (al menos) desde el nacimiento del Imperio hasta bien entrado el siglo V d. C. Al no encontrarse las naciones tan definidas en la antigüedad como lo están en nuestros días, debemos ser cuidadosos a la hora de determinar si el “norte” y las “tribus del norte” que mencionan los antiguos autores se extenderían hasta lo que hoy es Escandinavia —por ejemplo, Dinamarca (donde se concentran la mayor parte de este tipo de hallazgos), Suecia y Noruega. Se cree que Plinio es quien habla de forma más explícita sobre las interacciones romano-escandinavas, teniendo en cuenta que Escandinavia recibió este nombre más tarde como referencia a la península de Scandia o Scandi.

Podemos deducir que probablemente circulara moneda romana en el transcurso de estas relaciones comerciales, aunque no necesariamente de forma intencionada. Las monedas romanas en principio no tendrían valor monetario en el sistema económico de las tribus del norte. En Escandinavia, el trueque era aún la forma más habitual de intercambio comercial, por lo que las monedas eran consideradas inútiles como método de pago. Las monedas romanas descubiertas en Escandinavia habrían llegado por tanto a las regiones nórdicas de dos maneras principalmente. La primera —y más evidente— era que un soldado o mercader romano extraviara accidentalmente parte de su salario o ganancias, ya en las regiones del norte o en alguna localización en la que guerreros escandinavos pudieran haber encontrado la pieza apoderándose de ella; otra consideración al respecto es el uso de estas monedas imperiales como presentes de buena voluntad entregados por el Imperio a determinados líderes norteños.

Moneda romana de oro. Esta moneda en concreto forma parte de la colección romana del Museo de Yorkshire. (CC BY SA 3.0)

Moneda romana de oro. Esta moneda en concreto forma parte de la colección romana del Museo de Yorkshire. ( CC BY SA 3.0 )

El experto Thomas Green investigó en el año 2007 las importaciones de bienes romanos como símbolos de poder por parte de los líderes de la élite escandinava. Cualquier artículo romano que llegara a la región de una tribu en particular revelaba una buena relación entre el jefe de la tribu y el emperador, reforzando de este modo la posición del líder. Se ha planteado que el número de monedas romanas de una región sería el equivalente al nivel de prestigio del que un jefe de tribu podía jactarse. Aunque Escandinavia estaba fuera del alcance del poder romano, el emperador aún era probablemente visto como un personaje muy importante, quizás casi divino, por las tribus que solamente conocían al líder de Occidente por su efigie en las monedas (además de bracteatos  y medallones), la imagen de un hombre de formas semi-divinas. De este modo, aun sin ser conocido por las gentes del norte, una imagen del emperador sin duda valía más que mil palabras, y así los pueblos del norte encontraron sus propias razones para valorar las monedas del Imperio.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article