sumerian-king-list.jpg

La Lista de los Reyes Sumerios aún Desconcierta a los Historiadores después de un Siglo de Investigación

(Leer articulo en una sola página)

De los muchos artefactos increíbles que han sido recuperados en Iraq, donde crecieron las florecientes ciudades sumerias, pocos han sido tan intrigantes como la lista de los reyes sumerios, un antiguo manuscrito originalmente grabado en lengua sumeria. Consta de un listado de reyes de dinastías sumerias y vecinas, indicando la supuesta duración de los reinados y sus distintas localizaciones “oficiales”. Lo que hace de este objeto algo único es el hecho de que la lista mezcla, aparentemente, míticos gobernantes predinásticos con gobernantes históricos reales.

El primer fragmento de este raro y único texto, una tablilla cuneiforme de 4.000 años de antigüedad, fue encontrado por un erudito alemán-americano, Hermann Hilprecht, en el yacimiento de la antigua Nippur y fue publicado en 1906. Desde el descubrimiento de Hilprecht, por lo menos 18 ejemplares más de la lista de los reyes han sido recuperados, la mayoría de los cuales data de la segunda mitad de la dinastía Isin (2017-1794 a. C.). No hay dos documentos  idénticos. Sin embargo, sí existe suficiente material común en todas las versiones de la lista como para conluir en que todas derivan de un relato único de la historia sumeria.

sumerian-king-list-2.jpgDe todos los ejemplos de listados de reyes sumerios, el prisma de Weld-Blundell, perteneciente a la colección de escritura cuneiforme del Museo Ashmolean de Oxford, representa la versión más extensa así como la más completa copia de la lista de reyes. El prisma, de unos 20 cm de altura, está compuesto de cuatro lados y presenta dos columnas en cada lado. Se cree que originalmente tenía un huso de madera que pasaba por su centro, para poder ser girado y leído por los cuatro costados. Enumera los gobernantes desde las dinastías antediluvianas hasta el decimocuarto gobernante de la dinastía Isin ( l1763 – 1753 a. C.).

La lista posee un inmenso valor porque refleja tradiciones muy antiguas y, al mismo tiempo, proporciona un marco cronológico importante que relata los diferentes períodos de la realeza en Sumeria, además de demostrar paralelismos increíbles con las crónicas del Génesis.

La antigua civilización de Sumer

Sumer (a veces llamado Sumeria), es el lugar de la civilización más antigua conocida, situado en la parte más meridional de Mesopotamia entre los ríos Tigris y Éufrates, en la zona que más tarde se convirtió en Babilonia y que se corresponde con el actual sur de Iraq, entre Bagdad y el Golfo Pérsico.

A partir del tercer milenio a. C., Sumer fue el enclave de al menos doce diferentes  ciudades-estados: Kish, Erech, Ur, Sippar, Akshak, Larak, Nippur, Adab, Umma, Lagash, Bad-tibira, y Larsa. Cada uno de estos estados se componía de una ciudad amurallada con sus pueblos y tierras circundantes. Cada una adoraba a su propia deidad, cuyo templo era la estructura central de la ciudad. El poder político pertenecía originalmente a los ciudadanos, pero, como la rivalidad entre las diferentes ciudades-estado aumentó, cada una adoptó la institución de reino.

La lista de los reyes sumerios relata que ocho reyes reinaron antes de una gran inundación. Después del diluvio, unas ciudades-estado y sus dinastías de reyes temporalmente ganaron poder sobre las demás.

Pasado mítico de Sumer

La lista de los reyes sumerios comienza con el origen de la monarquía, vista como una institución divina: "la realeza descendió del cielo". Los gobernantes de las primeras dinastías son representados reinando, fantásticamente, durante largos períodos:

“Después de que la realeza descendió del cielo, la realeza estaba en Eridug. En Eridug, Alulim se convirtió en rey; gobernó durante 28800 años. Alaljar gobernó durante 36000 años. Dos Reyes gobernaron durante 64800 años”.

Algunos de los gobernantes mencionados en la primera lista, como Etana, Lugal-banda y Gilgamesh, son figuras míticas o legendarias cuyas heroicas hazañas están sujetas a una serie de composiciones narrativas sumerias y babilónicas.

La primera lista nombra a ocho reyes que abarcan un total de 241.200 años desde el momento en que el reinado "descendió del cielo", hasta el momento en que "el diluvio" cubrió la tierra para luego, una vez más, "la realeza bajó del cielo" después del diluvio.

Interpretación de los reinados largos

El ejercicio increíblemente largo de los primeros reyes ha provocado muchos intentos de interpretación. Por un extremo está el completo rechazo de tan “astronómicamente” grandes cifras porque parecen "totalmente artificiales" y no merecen una consideración seria. Por otro extremo está la creencia de que los números tienen una base real y que los primeros reyes, de hecho, eran dioses capaces de vivir mucho más tiempo que los seres humanos.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article