Portada - La cordillera de los Andes al atardecer (CC BY 2.0)

¿Fueron Bolivia y Perú la Tierra del Ocaso de los antiguos sumerios?

(Leer articulo en una sola página)

En la historia moderna, Potosí continúa siendo un centro minero para la extracción de estaño, cobre, plomo y plata. Situado cerca de Tiahuanaco, Potosí podría haber albergado un asentamiento sumerio en épocas antiguas, quizás las ciudades de Oruro y Corocoro. Bailey sugiere que el topónimo Potosí podría estar relacionado con el término sumerio Patesi, cuyo significado es ‘rey sacerdote’.

Los metales extraídos en el Altiplano eran transportados a lo largo del río Pilcomayo (hasta el Río de la Plata). Es posible que los sumerios transportasen los metales obtenidos en Bolivia cruzando el Atlántico hasta la antigua Sumeria. Una excelente ruta para el envío de estaño desde Kuga-Ki seguía el curso del Río de la Plata, cruzando el Atlántico hacia el este y remontando el cabo de Buena Esperanza en dirección al océano Índico hasta alcanzar el Golfo Pérsico y el Mar Rojo.

Símbolos

Además de la afinidad entre los símbolos hallados en el monolito Pokotia, Fuente Magna y algunos tejidos incas, también observamos que estos símbolos son idénticos a los signos grabados sobre los ladrillos mochicas. Un rasgo común de las huacas o piedras incas talladas son los escalones labrados directamente en la roca.

Clyde Winters demuestra en Ancient Scripts in South America: The Sumerians in South America (Antiguas escrituras de Sudamérica: los sumerios en Sudamérica) que el Trono del inca, una talla inmaculada de escalones bajos, es similar a los símbolos protosumerios. Otros signos de las huacas o rocas labradas de Rodadero y la Roca Blanca de Chuquipalta son asombrosamente parecidos a la escritura hallada en Pokotia y Fuente Magna.  

Además de la influencia sumeria en los antiguos sistemas de escritura sudamericanos, es interesante destacar que la estatua de Pokotia y los monumentos de Tiahuanaco presentan tocados similares, así como marcas a modo de costillas a lo largo del pecho. Esta coincidencia revela la relación entre los constructores de dichos monumentos.

Izquierda: estatua de Pokotia. Derecha: estatua de Tiahuanaco

Izquierda: estatua de Pokotia. Derecha: estatua de Tiahuanaco

En la región sudamericana en la que probablemente se encontraba el mítico Kuga-Ki se habla la lengua aymara. Hay palabras aymara similares a sus equivalentes sumerias. Este hecho no resulta sorprendente después de descifrar las inscripciones de la estatua de Pokotia y la Fuente Magna. Estos documentos revelan que los sumerios llevaron hasta Bolivia diversos aspectos de su religión.

Las evidencias lingüísticas confirman la idea de que los sumerios que vivían en Kuga-Ki eran mineros. El término sumerio para el cobre era urudu; esta palabra concuerda con las palabras aymara para el oro (‘ouri’) y el cobre ‘anta, yauri’. La similitud entre estos términos sugiere que los sumerios podrían haber sido el primer pueblo del Viejo Mundo que explotó las minas de metales repartidas por toda la región del Titicaca en lo que hoy es Bolivia.

La presencia de palabras sumerias en la lengua aymara, los topónimos sumerios en Sudamérica y la escritura sumeria de la Fuente Magna y la estatua de Pokotia evidencian que la civilización sumeria se extendió en el pasado por Sudamérica. Esto me lleva a deducir que los actuales Bolivia y Perú podrían haber constituido antiguamente Kuga-Ki, el ‘País del Estaño al Oeste’ que mencionan las inscripciones sumerias.

Imagen de portada: La cordillera de los Andes al atardecer ( CC BY 2.0 )

Autor: Dr. Clyde Winters

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Fuentes:

J. Bailey. ‘Sailing to Paradise’. Editorial: Simon & Schuster; primera edición, primera impresión (1 de agosto de 1995)

April Holloway, 2015. ‘Fuente Magna, the Controversial Rosetta Stone of the Americas’. Ancient-Origins.net [Onilne] Disponible en: http://www.ancient-origins.net/artifacts-ancient-writings/fuente-magna-controversial-rosetta-stone-americas-003660

A.H. Sayce, “Geography of Sargon of Akkad”, Ancient Egypt, 1924.

Hugh Thompson. ‘The White Rock: An Exploration of the Inca Heartland’. Editorial: Phoenix (15 de septiembre del 2010)

A.H Verrill y R. Verrill. ‘Americas ancient Civilizations’. New York : Putnam's Sons, 1952.

Clyde Winters. ‘Ancient Scripts in South America: The Sumerians in South America’. Editorial: CreateSpace Independent Publishing Platform (11 de noviembre del 2015) [Online] Disponible en: https://www.amazon.com/Ancient-Scripts-South-America-Sumerians/dp/1519257546

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article